lunes, 15 de noviembre de 2010

RAFAEL SANCHEZ LOPEZ

Cuando apenas contaba unos 17 años de edad funda, por su propia cuenta en el Puerto de La Vela de Coro, una escuela a la que asistieron muchos alumnos que hoy son honorables padres de familia y distinguidos profesionales que han dado lustre al Estado Falcón.

Nació en La Vela de Coro, Distrito Colina, el 3 de junio de 1916 y murió en el mismo puerto, el 16 de diciembre de 1946.

Hizo sus estudios de primera letras en su tierra nativa; sus estudios de instrucción primaria en el Instituo "Luis Ezpelozín" en la ciudad de Coro, bajo la dirección del prominente maestro de generaciones bachiller Nicolás Curiel Coutinho; hizo sus estudios de secundaria en el Colegio Federal de Coro y no los concluyó.
Desde muy joven siente definida vocación por la enseñanza. Cuando apenas contaba unos 17 años de edad funda, por su propia cuenta en el Puerto de La Vela de Coro, una escuela a la que asistieron muchos alumnos que hoy son honorables padres de familia y distinguidos profesionales que han dado lustre al Estado Falcón.

Más tarde trabaja como maestro de grado en la Escuela "Sucre", donde cosecha simpatías y diferencias. al transcurrir el tiempo forma parte, como maestro del tercero y cuarto grado, del personal docente del colegio oficial que lleva el nombre del ilustre educador venezolano, Dr. José Ladislao Andara, en el cual perfecciona sus conocimientos pedagógicos y aumenta su cultura personal.

En 1943, el distinguido maestro patrio Feijóo Colomine Solarte, quien desde el año 1941 venía regentando el Colegio "José Ladislao Andara", sepárose de dicha dirección y el Ministro de Educación nombra al maestro Rafael Sánchez López Director de tal Colegio, donde al lado de los maestros José Mercedes Santeliz, Efraín Colina, Blanca Reyes y Carmen Ignacia Cornet, se distinguió por su gran capacidad y espíritu de vocación. pues consciente de la gran responsabilidad, cumple una misión hondamente humana en beneficio de la colectividad del puerto veleño y oriente a muchos de los humildes hijos del pueblo que lo vio nacer. La educación constituye para este hombre el eje de su verdadera existencia. En el cultivo del arte de la música encuentra un poderoso escape de sus emociones y de sus inquietudes de artista y de educador.

En vista de que la vieja casona del Colegio "José Ladislao Andara", donde recibían educación centenares de alumnos, no estaba condicionada y amenazaba derrumbarse, se da por entero la tarea de conseguir para la Vela de Coro un edificio apropiado y un parque infantil donde los niños estuvieron de acuerdo y a gusto con la moderna pedagogía. Estas aspiraciones fueron logradas por su tesón infatigable; en merecido homenaje, el citado lugar recreativo lleva ahora el nombre de Parque Infantil "Rafael Sánchez López".

A todo lo largo y amplio de su existencia de maestro de escuela, Sánchez López, acusa creciente y continuo interés por todos los métodos nuevos y por las adquisiciones técnicas en el campo de la enseñanza. Con tal objetivo inicia sus estudios de secundaria para graduarse de Maestro Normalista, pero no alcanzó este propósito por su prematura desaparición física; necesitaba de este título para satisfacer exigencias oficiales; en este caso, como en otros muchos que conocemos, la suficiencia de conocimientos, la capacidad, y si se quiere, hasta el genio docente, nada valen. Un simple pergamino con sellos oficiales basta para desplazar a un individuo reconocidamente competente. Esta tragedia también la sufre "Rafuche" en carne propia; de hecho, debe ser un factor acumulativo en los problemas de su vida. Inicia pues sus esfuerzos para la consecución de este título "oficial" de Maestro Normalista en el Instituto "Luis Ezpelozín", de la capital falconiana; asiste a clases nocturnas para no interrumpir su labor docente, la cual constituye la fuente imprescindible de sus mdestísimos ingresos. La determinación trágica que puso fin a sus días, como ya hemos dicho, tronchó esta noblísima existencia dedicada al servicio de su patria.

Rafael Sánchez López (Rafuche), a la par que maestro de escuela, era muy aficionado al cultivo de la música y, en forma empírica, llegó a tener mucho dominio sobre el "guitarron" (guitarra grande de seis cuerdas metálicas) y compuso la letra y la música de algunas canciones entre las cuales han alcanzado a ser muy famosas, dentro y fuera de nuestro territorio nacional, los valses "Sombras en los Médanos" y "Crepúsculo Coriano". En tales actividades, Rafale Sánchez López fue muy constante y, de ugual modo, compuso los merengues "Estampa Matinal" y "Guitarra", el bolero-son "Crisol de Amor", la canción "Tejiendo", el valse "Tu Mano", el cual tiene letra del Dr. César Arteaga Castro.

Como homenaje a este educador falconiano, sindicalista y artista del pentagrama, el Parque Infantil de La Vela de Coro fue baustizado con su nombre; en el Liceo "Miguel Peña" de puerto CAbello, Estado Carabobo, el profesor Tarsicio Almeida Chirinos fundó un orfeón que lleva el nombre del célebre autor de "Sombra en los Médanos".


Extraído de: Educadores Falconianos. Luis Arturo Domínguez. Publicaciones del Rectorado de la Universidad Francisco de Miranda. Coro 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada